jj

Beauty is simply reality seen with the eyes of love - Evelyn Underhill - jj

start over



Esta semana debo estar especialmente habladora y con ganas de compartir porque ahí va otro post personal. Y es que hace unos días que me debato sobre si escribirlo o no, pero esta mañana, después de una magnífica meditación (práctica que he incorporado en el último año de forma un tanto irregular y, en los últimos meses, mucho más regular, y que me ayuda muchísimo a procesar), he decidido que lo escribía y lo compartía porque, al fin y al cabo, este blog también es personal, no?


El tema es que hoy hace justo una semana dejé mi trabajo. Sip. Después de trabajar 4 años y medio en una ONG como trabajadora social, voy y lo dejo. Tomar esta decisión no ha sido fácil. Nada fácil. He disfrutado mucho todo este tiempo y he descubierto y aprendido un montón de cosas sobre mí misma que no sé si hubiera aprendido haciendo otra cosa. Estoy profundamente agradecida a los compañeros de trabajo que he encontrado y que me han acompañado durante este tiempo y a la institución que confió en mí y, no solo me acabó de formar como profesional permitiéndome hacer mis prácticas universitarias allí, sino que también me dio una oportunidad laboral y me valoró durante todo este tiempo. Y, por supuesto, también a las personas que, siendo usuarias de esta institución, han permitido que las acompañara en lo que muy probablemente sean algunos de los momentos más duros de su vida, pero han dejado que esté ahí, a su lado, formando parte de ello y compartiendo sus procesos personales, y esto es de una riqueza y crecimiento interior inexplicable.

A pesar de todo esto, hacía ya un tiempo que me planteaba si el Trabajo Social era realmente lo mío, si era mi pasión, mi vocación. Porque creo firmemente en aquello que dice que solo somos verdaderamente excelentes cuando hacemos lo que nos apasiona. Y me di cuenta que no, que no lo era, aunque todavía no tengo muy claro qué lo es. A principios de este año caí enferma, y lo estuve mucho más tiempo del que se preveía inicialmente. Al estar un tiempo apartada de mi trabajo y de lo que había sido mi día a día durante los últimos más de 4 años, me di cuenta que ya no podía volver, que era el momento de ponerse a buscar y a hacer lo que sea que realmente me guste, me motive, me apasione. Así que después de muchas dudas y muchos, muchísimos miedos, tomé la decisión que hacía tiempo que sentía y lo dejé.

De modo que aquí estamos, cerrando un capítulo de mi vida que ha sido muy importante, y encontrándome con una página en blanco, lista para ser escrita. Soy consciente que no es el mejor de los momentos para tomar una decisión de este tipo: el contexto socioeconómico actual es deplorable, el panorama laboral, desolador y el futuro próximo, totalmente desesperanzador. Pero, cuándo es un buen momento para tomar una decisión así?

Por ahora no tengo nada claro, lo cual también es nuevo para mí. Yo, la reina de la organización y la planificación, la que le gusta tener todo controlado, da un paso un salto enorme hacia la incertidumbre más completa y el caos total (me habré vuelto majara...?). Pero también creo en aquello de que hay belleza en el desorden, así que... bienvenido caos :)

Ahí va un brindis por los nuevos comienzos, por la incertidumbre y por el avanzar hacia lo que uno quiere!! Cheers! :)


Feliz miércoles!!




pd. buf, creo que este ha sido el post más difícil que he escrito hasta el momento, y está claro que todavía quedan muchas cosas por colocarse y procesar porque, mientras lo he escrito, se me ha removido todo, pero también me funciona como terapia así que gracias por dejar que lo comparta aquí.

imágenes:

1. Pinterest
2. por Ivana Rosario

8 comentarios :

  1. Buenoooo....pues felicidades por el paso que has dado. No debe ser fácil dejarlo todo pero si es lo que necesitabas...olé por esa decisión. Mucha suerte en tu búsqueda de "lo que quieres"...y olé de nuevo por el post...:)

    ResponderEliminar
  2. Resona mucho comigo lo que escribes, acabo de tomar una decisión así estas semanas también. Es un tiempo difícíl pero al mismo tiempo liberador descubrir muchas puertas de las que no nos damos cuenta haciendo cada día un trabajo que no nos apasiona. Felicidades y mucha suerte!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Barcelona Colours! por la felicitación y por la suerte! :) Efectivamente, no ha sido fácil, y muy probablemente tampoco lo sea lo que viene ahora porque implica soltar lo que conoces y en lo que te desenvuelves bien, para empezar de cero y moverte en la más profunda incertidumbre. Pero, aún así, era lo que necesitaba así que a por ello! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Estoy 100% de acuerdo contigo (anónimo), es difícil pero taaaan liberador! En el momento que dije que lo dejaba y vi que me invadía una sensación de ligereza y alivio, supe que había tomado la decisión correcta. Felicidades a ti también, entonces. Somos unas valientes (o unas inconscientes!;p) pero hemos hecho un paso más para acercarnos a lo que nos apasiona. Mucha suerte a ti también y un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustaría felicitar aquí a todos aquellos que son capaces de renunciar al espacio de confort y apuestan por ser ellos mismos a pesar del miedo, de la presión del entorno y de la incertidumbre. Creo que sois muy valientes y un gran modelo a seguir. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. Qué felicitación tan y tan bonita. Muchísimas gracias (anónimo 2 ;))!!

    ResponderEliminar
  7. La meva impressió, que és llunyana però també propera, és que has decidit trencar el motlle. Trencar per a tornar a refer... No sabem quan ni com, d'acord.

    Només sabem que res no serà com abans... aquest abans que no ens omplia.
    Sí, penso també que la meta està en el camí, i tu has decidit que el camí demanava canvis. BENVINGUTS ELS QUE VINGUIN. ENHORABONA ANNA!!

    No et falta talent, ni ganes, ni persones que et seguim des de l'estima, i que ens voldríem contagiar del teu coratge i sinceritat (pel que fas, i pel que has escrit). Content que comparteixis. Content de contagiar-me.

    Estem.

    ResponderEliminar
  8. No sé què dir-te Lluís... gràcies. Gràcies és tot el que se m'acut. Unes gràcies ben grans, per aquest missatge tan i tan bonic, però també per estar, per escoltar, per compartir, per entendre i per no jutjar. Amb gent com tu al costat és més fàcil prendre aquest tipus de decisions. Gràcies. I, efectivament, "estem" perquè, encara que ara ens veurem menys sovint del que ens vèiem fins ara, continuarem veient-nos i parlant. Una abraçada ben forta

    ResponderEliminar

 
Blogging tips